Un refugio natural en Formentera

Olga Gimeno rehabilita una finca con muebles de Let’s Pause.

Un antiguo corral transformado en casa familiar para disfrutar del aire libre
y del entorno natural de la isla de Formentera.

La preciosa rehabilitación de Olga Gimeno, interiorista y decoradora del estudio Bona Nit, ha sido reseñada en la revista Casas de campo (número #158) donde descubrimos diferentes propuestas de Let’s Pause que dan personalidad al proyecto.

La reforma ha mantenido el espíritu de la construcción tradicional y la arquitectura de piedra seca, las paredes encaladas y los elementos escogidos para vestir la casa, con mucha presencia de los materiales naturales, crean este ambiente rústico y mediterráneo.

En el porche nos dan la bienvenida los taburetes Ponza, hechos con madera de álamo y hoja de palma, y las guirnaldas Borely, luces con pantalla de caña trenzadas a mano. En un rincón intuimos las formas sinuosas de la lámpara Due Sorelle: también son de caña y su forma recuerda a la de un jarrón. También en el exterior encontramos una lámpara de pie hecha a partir de la pantalla Flauta, así como la tumbona Calaluna, de esparto. 

En el recibidor, la banqueta Ponza convive con elementos decorativos procedentes de Turquía y Marruecos. En el comedor, la lámpara Barbaria preside la mesa; es como un capazo invertido y está hecho en esparto siguiendo la técnica del capacho. Y en el salón encontramos la mesa de centro Bajadilla, cortada a mano y elaborada con madera de álamo, en diálogo con los cojines de la marca Bona Nit.

El sombrero Macarella no podía faltar en una casa tan pensada para disfrutar del exterior. Nuestro sombrero de palma es un clásico, uno de nuestros primeros productos y el que tan bien refleja el espíritu de Let’s Pause:
aire libre, naturaleza y ese momento de calma. 

alamo, esparto, handcrafted lamps, natural complements, natural furniture, projects, slowliving

volver a historias